Germanos obligados al triunfo

La selección de Alemania está obligada al triunfo sobre Suecia para mantener esperanzas de avanzar a octavos de final de la Copa del Mundo Rusia 2018, cuando se vean las caras en la segunda fecha del Grupo F.

El campeón defensor nunca pensó que su presentación en tierras rusas sería con una derrota, mucho menos con un desempeño por debajo de lo que se espera de ellos, lo cual sin duda ejerce una presión muy grande para su segundo compromiso.

Esta situación los obliga a ganar de la forma que sea este cotejo, están en un momento en el que las formas son lo que menos importan, ya que la prioridad es un resultado positivo que no puede ser menos que el triunfo.

El técnico Joachim Low es consciente que su equipo debe mejorar en todos los aspectos, porque de otra forma abdicará su título en primera fase y con una cara alejada de lo que se esperaba de ellos.

Mientras que el conjunto escandinavo inició con una victoria en su juego ante Corea del Sur, duelo en el que fueron mejores prácticamente desde el inicio hasta el final, pero en el que confirma que le cuesta mucho hacer goles.

Sin duda su principal virtud es la de defender, más allá que sus defensas centrales no son precisamente rápidos, han demostrado una gran orden para evitar que el rival genere muchas ocasiones de peligro.

Habrá que ver si Suecia mantiene esa vocación ofensiva que mostró en su primer cotejo o decide esperar a su rival para jugarle al contragolpe en espera de tomarlos mal parados ante esa necesidad de Alemania por ir al frente.

El conjunto europeo es líder del Grupo F de la justa mundialista con tres unidades; el cuadro teutón es penúltimo al no sumar puntos.

El estadio Fisht será el sitio donde el balón comenzará a rodar a partir de las 21:00 hora local (12:00 de Cd.Juárez), con el polaco Szymon Marciniak como árbitro. Alemania está bajo presión en la víspera del partido que sostendrá contra Suecia en la ciudad rusa costera de Sochi, después de la experiencia de haber perdido el domingo pasado contra la selección nacional de México en el marco de la Copa Mundialde futbol.

La afición alemana está febril después de la impresión que causó la derrota de su selección frente a México el domingo pasado. Los alemanes se preparan con expectación para atestiguar hoy el partido en numerosos lugares públicos.

El mas concurrido será la Puerta de Brandenburgo, donde hay una pantalla de 80 metros cuadrados. La amplia avenida 17 de Junio, que conduce de ese monumento a la glorieta de la Diosa de la Victoria, está cerrada al tráfico vehícular. A lo largo de la recta hay mas pantallas para que el casi medio millón de espectadores que ahí se reunirán presencie mañana el encuentro en Sotschi en vivo y al aire libre.

El juego del sábado significará para el once alemán que, o lo pierde todo, o consigue avanzar para defender su título de campeón mundial. Los pronósticos se multiplican.

Es muy probable que el campeón mundial Mats Hummels, defensa interna, no participe en el juego de mañana porque en el entrenamiento se torció una vertebra cervical. Los jugadores que podrían sustituirlo son Niklas Süle y Antonio Rüdiger.

El entrenador de la selección alemana, Joachim Löw, comentó hoy a medios de prensa que los jugadores deberán llevar al partido energía y otro lenguaje corporal y que si llevan sus puntos fuertes a la cancha, habrá una buena reacción del equipo en su conjunto.

Löw declaró que “Suecia tiene una súper defensa. Ahí se sienten bien, quieren defenderse bien, y eso lo hacen con dedicación y completamente ordenados”. 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.