Tyson Fury se pone mexicano

Tyson Fury no debería tener muchos problemas en el cuadrilátero este fin de semana, ante un adversario cuyos mayores pergaminos indican que sería el mejor púgil pesado en Suecia.

En cambio, el británico tendrá más dificultades para convencer a los aficionados mexicanos de que es uno de sus compatriotas.

Fury ha hecho al menos su mejor esfuerzo durante toda la semana. Ha echado mano de sus indudables capacidades de “showman” para mostrar que le gusta todo lo que tenga relación con México, de cara a la pelea del sábado por la noche ante Otto Wallin.

Visitó una taquería local, usó la máscara del luchador mexicano “El Místico” y trató incluso de pronunciar algunas frases en español.

Los gestos, de carácter cómico, tendrían también una intención comercial. El gigante inglés busca llamar la atención sobre el hecho de que es el atractivo principal de la cartelera durante el fin de semana en que México festeja su Día de la Independencia. En los años recientes, los promotores han aprovechado la ocasión para ofrecer en Las Vegas combates del mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, quien esta vez no llegó a un acuerdo para protagonizar un pleito en estas fechas.

“Incluso voy a pelear como mexicano. En este combate mostraré agallas y corazón para ir adelante”, dijo Fury. “Soy un camaleón y me puedo adaptar a cualquier situación”.

Hipotéticamente, Fury no tendrá que buscar siquiera su mejor estilo ante Wallin. Se trata de un combate cuyo mayor objetivo mantener al británico en activo y bajo la atención del público, mientras se prepara para la revancha prevista en febrero ante Deontay Wilder, el monarca de los pesados.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.