Trump, demócratas y republicanos buscan evitar cierre de gobierno

Washington.- Líderes demócratas y republicanos en el Congreso se reunieron hoy con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca a fin de zanjar diferencias para alcanzar un acuerdo presupuestario que evite el cierre parcial del gobierno a partir del próximo sábado.

La reunión convocada por el mandatario después que la semana pasada los líderes demócratas Charles Schumer y Nancy Pelosi rechazaron atender su invitación inicial, evidenció la urgencia de los republicanos por resolver este crítico tema y mantener su enfoque en las negociaciones sobre la reforma tributaria.

Durante una breve aparición ante reporteros en la Oficina Oval, acompañado de los líderes republicanos, Mitch McConnell y Paul Ryan, además del vicepresidente Mike Pence y el secretario de Defensa, James Matis, Trump se mostró optimista sobre la eventualidad de un acuerdo.

“Esperamos lograr un gran progreso por el país. Creo que va a pasar”, dijo el mandatario, que optó por mantener sus comentarios al mínimo.

Schumer dijo que su bancada esperaba también alcanzar un consenso, el indicar que el financiamiento del gobierno, como del ejército “es extremadamente importante”, como lo es también ayudar al estadunidense común. “Estamos aquí con el espíritu de hacerlo”, dijo.

Con dinero para mantener las operaciones del gobierno hasta la medianoche del próximo viernes, los republicanos exploran la posibilidad de aprobar un presupuesto de corto plazo que expiraría el 22 de diciembre, aunque la intención de ambos bandos es aprobar un presupuesto regular para todo el año fiscal.

Sin embargo, cualquier medida tendrá que contar con el apoyo de los demócratas debido a que los republicanos carecen de los 60 votos necesarios en el Senado para aprobar cualquier medida presupuestaria.

Mientras los republicanos y Trump han insistido en aumentos para defensa, los demócratas favorecen incrementos para salud, infraestructura, y se oponen a aprobar fondos para la construcción del muro en la frontera con México, algo sobre lo que el mandatario está determinado a no ceder.

No está claro aún si Schumer y Pelosi buscarían empujar la inclusión de una ley que resuelva la situación de los 690 mil  jóvenes indocumentados que se han beneficiado del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), como lo han indicado en el pasado.

Republicanos de ala más conservadora en la Cámara de Representantes han expresado temores de que un estancamiento en estas negociaciones podría afectar el proceso para negociar un proyecto único de reforma tributaria, debido a que ambas cámaras aprobaron iniciativas distintas que requieren ser reconciliadas.

El miércoles pasado, Trump admitió la posibilidad de un cierre de gobierno, culpando por anticipado a los demócratas, a quienes fustigó por insistir en sus demandas en el frente migratorio como condición para alcanzar un acuerdo.

“Podría ocurrir. Los demócratas realmente están buscando algo que es muy peligroso para nuestro país. Están buscando cerrar (el gobierno)”, dijo. 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.