"La prensa libre es el enemigo del déspota" le revira senador a Trump

Washington.- El senador republicano Jeff Flake criticó hoy el "asalto" a la verdad y el trabajo de los medios de comunicación por parte del presidente Donald Trump, acusándolo de haber dado así valor a regímenes autoritarios a través del mundo, que ven en la prensa un enemigo del Estado.

En un discurso ante el pleno de la cámara alta, Flake afirmó que este ataque, “a manos de la figura más poderosa de nuestro gobierno” a lo largo de 2017, no tiene precedentes en la historia del país, que vio además incorporado al léxico estadounidense la frase "hechos alternativos" como justificación para la mentira.

"El enemigo de la gente, así llamó el presidente de Estados Unidos a la prensa libre en 2017. Resulta un testimonio de la condición de nuestra democracia que nuestro propio presidente utilice palabras infamemente dichas por (el exdictador soviético) Josef Stalin para describir a sus enemigos”, aseveró.

Recordó que la carga de malicia que contiene la frase es tal, que años después, otro líder soviético, Nikita Khrushchev, prohibió su uso, enfatizando que la frase había sido introducida por Stalin con el propósito de "aniquilar" a quienes no estaban de acuerdo con él.

El republicano por Arizona, quien anunció hace meses que no buscará reelegirse al cargo, calificó los ataques del mandatario contra la prensa como repulsivos y una vergüenza para su partido, y dijo que el verdadero enemigo del pueblo es el despotismo.

“La prensa libre es el enemigo del déspota, lo que convierte a la prensa libre en el guardián de la democracia. Cuando una figura en el poder llama reflexivamente a cualquier editorial que no le convenga ‘noticias falsas’, es esa persona la que debe ser la figura de la sospecha, no la prensa”, sentenció.

Para Flake, el daño hecho por los ataques de Trump contra la prensa vivirá después que deje la presidencia, haciendo notar que su ejemplo ha sido retomado por regímenes autoritarios a través del mundo, desde Venezuela hasta Myanmar, y desde Filipinas hasta Siria.

Asimismo, hizo notar la tendencia de Trump de promover sus ambiciones políticas y su agenda a partir de mentiras, recordando su espurio cuestionamiento sobre el lugar de nacimiento del presidente Barack Obama o su denuncia sobre "millones" de personas que votaron de manera ilegal en la pasada elección presidencial.

Flake criticó el silencio del Congreso ante los ataques de Trump contra los medios y la distorsión de la verdad, y dijo que costaba trabajar creer que en su afán de desacreditar a la prensa, Trump haya anunciado su intención de instaurar un falso premio a la prensa más deshonesta y corrupta.

“Un presidente estadunidense que no puede aceptar la crítica, que constantemente debe desviar y distorsionar y distraer, que debe encontrar a alguien a quien culpar, está trazando un camino muy peligroso. Y un Congreso que no actúa como un control sobre el presidente se suma al peligro”, remarcó.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.