Papa Francisco, cinco años al frente de la Iglesia Católica

Vaticano.- "Un Papa venido del fin del mundo". Así se presentó ante los fieles que abarrotaban la Plaza de San Pedro aquel 13 de marzo de 2013. Han pasado cinco años, en los que hemos aprendido a conocer y a querer al Papa Francisco. Cinco años de sonrisas, de palabras que llegan directas al corazón, de gestos que encarnan misericordia, de salidas a las periferias, de decisiones controvertidas y de tensiones eléctricas.

Inmediatamente después de ser elegido el 13 de marzo de 2013 quedó claro que Jorge Mario Bergoglio haría las cosas de otra manera. Por primera vez en casi 1.000 años el pontífice no eligió el nombre de otro papa, sino de un santo, San Francisco de Asís. Renunció a los zapatos rojos y los apartamentos en el Palacio Apostólico. Se trataba de un pontífice que conmovía al pueblo y no a los teólogos, una figura querida o, para quienes no tenían ningún interés por la Iglesia, al menos curiosa.

Uno de sus primeros objetivos fue la limpieza en la administración y gestión de la santa sede. Para ello, creó el primer mes de su pontificado un grupo de ocho cardenales que le ayudarían en la reforma de la Curia Romana. Otra seña del nuevo modo de gobernar del papa Francisco: una institución más democrática que se apoya en órganos colegiales para tomar las últimas decisiones, aunque él tiene siempre la última palabra.

Francisco delantó que su papado será corto y que se imagina renunciando al igual que Benedicto XVI.

Las finanzas fueron otro de los focos problemáticos a los que hizo frente esta comisión. Se crearon tres comisiones para investigar los asuntos económicos de la santa sede y dieron luz verde a una Secretaría de Economía que ahora coordina la gestión financiera del Vaticano.

Entre sus frases más recordadas se encuentra la que fue pronunciada durante el vuelo de regreso a Roma de Brasil, cuando el papa Francisco respondió a las preguntas de los periodistas sobre las personas homosexuales. “Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad ¿quién soy yo para juzgarla?”, dijo.

Francisco también entró en la historia de la Iglesia marcando el récord de santos canonizados: 885 en total (hasta el 15-10- 2017), siendo el papa que ha proclamado más santos en toda la historia. Este año está previsto que declare santo a monseñor Óscar Arnulfo Romero, otra decisión que ha sido muy cuestionada en los sectores más conservadores.

El pontífice argentino culmina a sus 81 años el primer lustro de su pontificado con muchos retos por delante. Entre los proyectos que tiene en agenda, la Jornada Mundial de la Juventud que tendrá lugar en Panamá en enero de 2019.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.