Niñera acuchilla a tres niños en guardería

Funcionarios estatales y el propio Gobernador del Estado, Javier Corral Jurado, cobran su sueldo en dos nóminas, una a la que se aplican impuestos y otra que permite evadirlos, encuadrada como “compensación”, que por lo regular es la más abultada, pese a la campaña de respeto a la legalidad que vienen promoviendo.

El común de los trabajadores tienen que pagar impuestos por el ingreso que perciben al prestar sus servicios a una empresa, sin embargo, no sucede lo mismo para una gran parte de los funcionarios del primero, segundo y tercer nivel que laboran para la esfera estatal.

El ingreso que reciben los funcionarios de la administración estatal se compone de un sueldo y una compensación, solo el primero que aparece en el Periódico Oficial del Estado está sujeto a la deducción de impuestos sobre la renta, mientras que la compensación para muchas de las veces es superior, queda libre de todo impuesto.

Como ejemplo se tiene que el gobernador Javier Corral gana un sueldo de 51 mil 849 pesos, más una compensación de 110 mil 698 pesos, lo que da un total de 162 mil 747 pesos.

El Secretario General, César Jáuregui percibe 33 mil 430 pesos de sueldo, más una compensación de 77 mil 104 pesos, lo que da un total de 110 mil 444 pesos.

Alejandra De la Vega, secretaria de Innovación; Jesús Grajeda, secretario de salud; Carlos Herrera, de Educación; Ana Luisa Herrera de Trabajo y Prevención Social; Gustavo Elizondo Aguilar, de Comunicaciones y Obras Públicas; Rubén Almeida, César Augusto Espejel, Arturo Fuentes Vélez y otros funcionarios de primer nivel, ganan cerca de 33 mil 340 pesos más 21 mil 311 pesos de compensación.

La mayoría de los funcionarios dan a conocer la cifra oficial de lo que perciben pero no la compensación, que les permite evadir impuestos en la mayoría de los casos.

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.