Florida tendrá recuento masivo de votos

Estados Unidos.- Florida se prepara para un recuento masivo de votos, no solo en la contienda por el Senado entre el gobernador Rick Scott y el actual senador Bill Nelson, sino también en la batalla por la gubernatura entre Ron DeSantis y Andrew Gillum.

Una prueba de lo cerrado de las contiendas en el estado “péndulo” es también la del cargo de secretario de Agricultura, que además podría ir a un recuento, al estar al igual que las otras, dentro del marco de 0.5 puntos porcentuales que por ley obliga a un recuento de votos.

El republicano Ron DeSantis, quien recibió el apoyo del presidente Donald Trump, aventaja a Gillum por menos de 39 mil votos (0.47 por ciento), lo que activa un recuento automático si se mantiene por debajo de 0.5 puntos porcentuales.

En la contienda por el Senado, el republicano Scott aventaja por 17 mil votos (0.22 por ciento) al demócrata Bill Nelson, que busca mantener su puesto.

Aquí habría un recuento manual de boletas, más largo y más completo que el automático de una máquina, si el margen cae por debajo de 0.25 puntos.

Al mismo tiempo, la demócrata Nikki Fried tomó la delantera sobre el republicano Matt Caldwell con 575 votos en la contienda por el comisionado de Agricultura, que también se dirige a un recuento manual.

"Creemos que al final del día, el senador Nelson será declarado ganador y regresará al Senado de Estados Unidos", dijo en una conferencia telefónica esta mañana Marc Elias, un abogado contratado por la campaña de Nelson.

"Creo que es justo decir que en este momento se desconocen los resultados de las elecciones al Senado de 2018, y (la prensa) y los funcionarios electorales deberían tratarlo como tal", señaló Elias.

Elias dijo que un número significativo de boletas electorales por correo y por adelantado aún no están tabuladas en el Condado de Broward, que es mayoritariamente demócrata.

Las juntas de escrutinio de los condados de Florida tienen hasta el sábado para informar sus números totales. Luego tocaría al secretario de Estado, Ken Detzner, ordenar recuentos automáticos de máquinas en todo el estado y, si el margen de diferencia cae a dentro de un cuarto de punto porcentual o menos, se iría a un largo recuento manual.

Esto haría recordar la batalla entre George W. Bush y Al Gore que el mundo vio en el año 2000, en la que el republicano ganó Florida y con ello la Presidencia de Estados Unidos.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.