Acecha poderosa tormenta invernal

Washington.- Al menos 39 estados al este del río Misisipi se verán afectados por una nueva tormenta invernal que traerá nieve, frío y lluvia helada, este miércoles por la noche, con restricciones al desplazamiento de vehículos, cierre de escuelas y cancelaciones de vuelos, alertó el Servicio Meteorológico Nacional.

Ciudades como Detroit, Chicago, Filadelfia, Nueva York y Washington estaban recibiendo lo peor de la tormenta esta mañana, cuya tormenta se prevé termine este jueves no sin antes afectar a más de 200 millones de personas.

De acuerdo con meteorólogos se espera una amenaza significativa de hielo en los Montes Apalaches desde el suroeste de Carolina del Norte hasta Pennsylvania y en partes del extremo sur de Nueva York, tormentas para gran parte de Washington DC hasta las 10 de la noche de este miércoles.

El resultado probable serán líneas eléctricas caídas y ramas de árboles derribadas, además de las condiciones de las carreteras traicioneras.

En Washington DC las oficinas del gobierno federal fueron cerradas este miércoles, al igual que las escuelas en el área metropolitana que incluye a los estados de Maryland y Virginia..

Para la capital estadunidense se pronosticó una acumulación de nieve por la mañana del miércoles de entre 7 a 12 centímetros, lo que comenzará a mezclarse con aguanieve y lluvia helada después del mediodía.

Medios de comunicación estadunidenses informaron que varias aerolíneas cancelaron vuelos e hicieron cambios de reservaciones este miércoles en previsión a una nueva tormenta invernal que afectará a unas 200 millones de personas en el centro y la costa este en los próximos días.

Se espera también nieve o hielo pesado desde Filadelfia hacia el norte hasta el oeste de la ciudad de Nueva York, donde pueden acumularse algunas pulgadas este miércoles por la tarde antes de que llueva por la noche.

Sin embargo, un meteorólogo de una cadena de televisión, dijo que pese a que el grosor de hielo no es tan espeso como el de la nieve, es extremadamente peligroso ya que puede convertir las carreteras en pistas prácticamente intransitables.

En todo caso, el meteorólogo recordó que no se volverán a ver las gélidas temperatras que azotaron gran parte del país a finales de enero.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.