La familia real británica cada vez más pequeña

Inglaterra.- El príncipe Carlos, futuro rey, siempre fue visto como alguien que podía modernizar la monarquía británica, reduciendo su tamaño y poniéndola a tono con las otras casas reales europeas. Ese proceso podría haber comenzado ya con las asombrosas novedades de los últimos meses.

Los cambios, sin embargo, están teniendo un enorme costo para Carlos, cuyo hermano, el príncipe Andrés, cayó en desgracia, mientras que sus propios hijos, los príncipes Guillermo y Enrique, se han distanciado.

Andrés y Enrique --el primero envuelto en un escándalo por su amistad con un individuo condenado por delitos sexuales, el segundo empeñado en tener un papel secundario en la realeza-- dejarán de cumplir muchas funciones reales, dando forma a una monarquía más modesta y pequeña.

“Charles viene diciendo desde hace años que hay que empequeñecer la monarquía”, dijo la jefa de redacción de la revista Majesty Ingrid Seward. “Está firmemente convencido de que en una Casa de Windsor tan grande hay demasiadas oportunidades de que las cosa no salgan bien. Y es demasiado cara. Necesitan demasiadas casas, demasiados gastos públicos”.

Sospecha que a Carlos no le causan ninguna gracia los últimos acontecimientos, sobre todo los problemas entre Guillermo y Enrique.

“Se siente muy triste, como todo padre cuando sus hijos se distancian. Pero pienso que probablemente sienta que con el tiempo todo se va a arreglar”, agregó Seward.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.