Trump inicia primer viaje internacional

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, partió hoy a Arabia Saudita para iniciar su primer viaje internacional hacia  Oriente Medio y Europa, llevando consigo una pesada carga de problemas que lo han colocado a él y a su administración nuevamente a la defensiva.

El viaje de nueve días por cuatro naciones le dará al mandatario un breve respiro de la reciente agitación política tras el despido del director del FBI , James Comey, aunque lo acompañará la sombra de Rusia y las sospechas sobre  la posible lcolusión entre funcionarios de ese gobierno y su campaña presidencial.

“Preparándome para mi gran viaje al extranjero. Estaremos protegiendo fuertemente los intereses estadounidenses - ¡eso es lo que me gusta hacer!”, dijo el mandatario en un mensaje este viernes en su cuenta de Twitter.

La Casa Blanca ha caracterizado el viaje como una oportunidad para que el mandatario deje en claro su compromiso con la defensa de las libertades religiosas, promueva un mayor acercamiento y cooperación con los países del mundo islámico y reafirme el compromiso de su gobierno con sus aliados militares.

El Secretario de Estado Rex Tillerson confió que el viaje permitirá también al mandatario promover la imagen y los intereses de Estados Unidos y abordar los temas sustantivos que están en la mente de las personas en los países que visitará.

“Creo que la gente en el resto del mundo no tienen el tiempo para prestar atención a lo que está sucediendo aquí de manera domestica. Están más preocupados por lo que ven que está sucediendo en la relación con su país, y en lo que estamos ofreciendo para enfrentar estos serios desafíos que nos afectan a todos”, dijo.

Tillerson explicó el propósito del viaje es transmitir el mensaje de que Estados Unidos está de vuelta en la escena internacional como promotor y facilitador para enfrentar los desafíos en varias regiones del mundo, “especialmente el desafío del terrorismo global”.

“Esta no es una batalla sobre las religiones. Esta no es una batalla sobre las culturas. Esta es una batalla sobre el bien y el mal, y la bondad de las personas de todas las creencias prevalecerán sobre este mal, y ese es el mensaje del Presidente que llevará consigo”, dijo.

Aunque el viaje incluye escalas en Bruselas para la cumbre de la OTAN y en Italia para la de líderes del G-7, el componente religioso será predominante, de acuerdo con el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, H.R. McMaster

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.